Aceite de avena

$15,600.00

Los componentes químicos del aceite portador de avena son el tocoferol, el fitosterol, el fosfolípido, los antioxidantes, el ácido oleico y el ácido linoleico.

Las células de nuestra piel producen naturalmente ceramida, que actúa como barrera entre el entorno exterior y nuestra piel. A medida que envejecemos, la barrera natural se reduce, dando lugar a una piel de aspecto seco, arrugas visibles e irritación. El aceite de avena aumenta los niveles de ceramida en la piel y, por tanto, reduce los síntomas visibles del envejecimiento en nuestra piel.

Categoría:

Descripción

Utilizado por vía tópica, el Aceite Portador de Avena alivia el picor de la piel seca, aumenta la hidratación, reduce los signos visibles del envejecimiento y estimula el crecimiento del cabello.

Aplicado a todo tipo de pieles, el Aceite Portador de Avena facilita el alivio del picor de la piel, aumenta la absorción de la humedad y reduce los daños causados por los factores ambientales.

Utilizado con fines medicinales, el Aceite Portador de Avena actúa como cicatrizante de heridas, ayuda a combatir enfermedades y destruye microorganismos no deseados.

El aceite de avena tiene efectos antiinflamatorios en nuestra piel y puede utilizarse para calmar el picor de la piel y reducir el enrojecimiento causado por el mismo. El aceite de avena es muy adecuado para las afecciones de la piel seca, como el eczema y la psoriasis. El ácido linoleico que se encuentra en el aceite de avena estimula el crecimiento del cabello y garantiza su hidratación al minimizar la pérdida de agua en el cuero cabelludo. Los daños causados por los rayos UV, los productos químicos y la contaminación se revierten con la ayuda del aceite de avena.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Aceite de avena”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *